Buscar
  • Mar Martínez Ricart

La Dependencia emocional no es mala

Estoy segura que piensas, o has pensado alguna vez, que cualquier grado de dependencia no es un tipo de vínculo sano. Y no me extraña, hoy en día vivimos un constante bombardeo para que aprendamos a luchar contra el sentimiento de soledad y no depender de nadie.

Nada más lejos de la realidad Impostora, absolutamente todas las personas necesitamos vínculos de apego emocional.

¿Qué es la dependencia emocional sana? Es cuando sientes que tienes una red vínculos de apoyo incondicional a la que tu puedes acudir siempre que lo necesites y eso te permite a tí dar también ese apoyo a las demás personas. Por vínculo puedes pensar en tu pareja pero lo son también amistades, familia y cualquier persona con la que te relacionas.

Cuando nos relacionamos desde una dependencia emocional insana a veces nuestros límites se difusan, priorizamos siempre las necesidades de los demás y nos olvidamos de las nuestras.

Si en tu infancia has tenido cuidadores que no te hicieron sentir que tenías un apoyo incondicional y estabas sostenida, en tu adultez tienes mucho miedo al abandono. Eso hace que en tus vínculos aparezcan conductas de control mezcladas con una pérdida de valor por cubrir nuestras propias necesidades.

Transmitir nuestras necesidades, inseguridades, etc a la otra persona a veces puede ser confundido con ser dependientes pero transmitir de forma asertiva lo que necesitas para estar bien en la relación significa que estas responsabilizándote de esa relación para que funcione y es un signo de autoestima y seguridad en ti misma pedir que es eso que hará que tu estés bien en esa relación.

Trabajar en encontrar ahora vínculos que te permitan interiorizar la sensación de que pase lo que te pase alguien estará para sostenerte es lo que te ayudará a aprender a relacionarte desde una dependencia emocional sana.

Todas somos dependientes emocionales y necesitamos crear vínculos de dependencia saludable, porque esto nos permite sentirnos sostenidas. Abrirnos y mostrar nuestra parte más vulnerable y revelar nuestras necesidades más profundas es lo que nos permite crear vínculos de calidad.

Busca siempre conocer gente nueva, trabaja en tu mundo interior, crea nuevos vínculos, permítete ser vulnerable y mostrarte con sinceridad, para así tener claros tus límites, de este modo crearás vínculos profundos y de apego saludable, porque el centro de tu vida seguirás siendo tú misma.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo